Reseña: Stranger Things [2a temporada]

30 oct. 2017





AVISO: Contiene spoilers
Stranger Things es una serie estadounidense de ciencia ficción perteneciente a Netflix, que se estrenó en julio de 2016. La historia tiene lugar en los años 80, concretamente en un pueblecito de Indiana llamado Hawkins, donde un chico de 12 años desapareció misteriosamente. Será entonces cuando su grupo de amigos comience a buscarlo gracias a la ayuda de una chica con increíbles poderes.

A estas alturas poca es la gente que no conoce ya a una de las series con más éxito de Netflix. Se cuentan por miles los espectadores que esperaban la segunda temporada, que se estrenó hace unos días, el 27 de octubre de este año. Yo me encuentro entre ellos, por supuesto. Encontré Stranger Things por casualidad en Netflix el año pasado, mucho antes de que las redes sociales empezaran a estallar ponderando las maravillas de la creación de los hermanos Duffer. Me dejó con tal intriga, que vi esta nueva temporada del tirón, en la mejor compañía.

Esta nueva temporada para mí destaca por varias cosas, empezando por la trama. Cuando ya creía que la primera temporada iba a ser insuperable, llega esta segunda igual de fuerte e intrigante. Los capítulos van in crescendo y dan al espectador, al menos en mi caso, exactamente lo que espera. Creo que no me ha decepcionado en ningún aspecto, salvo quizá porque los primeros capítulos se me hicieron un poco lentos. El resto fue increíble. Nuevamente me gustaron mucho las pequeñas subtramas que van protagonizando los distintos grupos de personajes y cómo, igual que en la temporada anterior, se iban uniendo en los últimos capítulos.

Por un lado Will y su conexión con el mundo del revés y este nuevo mal que les acecha. La forma en la que poco a poco vuelve a estar en peligro conectándose con ese ente que le ataca como a un virus y cómo se unen todos para descubrir lo que le pasa: los dibujos en la casa, Bob adivinando que era un mapa, cómo acabar con la sombra que usa a Will de espía... Luego está Once, que descubre más cosas acerca de su madre y acerca de más personas como ella lo que nos da a pensar en dónde estarán los otros y qué poderes tienen. O la parte más "cómica" con el "Demoperro" de Dustin y cómo Steve se une a ellos para intentar encontrarlo y más tarde averiguar cómo intentar parar a la sombra.


Y es que si hay algo que sin duda me ha encantado en esta temporada son las relaciones entre personajes. Me gusta mucho la nueva amistad que se forma entre Hopper y Once, el hecho de que él se haya preocupado tanto por ella y la escena que protagonizan en el capítulo final mientras vuelven a casa en coche: preciosa. También me ha encantado la mencionada anteriormente con Steve y el resto de chicos. La verdad es que Steve me pareció un poco payaso en los primeros capítulos de la primera temporada hasta el final, en que le cogí cariño. Sin embargo en esta temporada directamente se ha transformado en uno de mis personajes favoritos. Me ha gustado mucho en los capítulos en los que cuida y ayuda a los chicos, o cuando aconseja a Dustin sobre las chicas o el pelo y luego Dustin aplica el consejo en el capítulo del baile, graciosísimo.
En cuanto a nuevos personajes como Bob o Max, debo admitir que me encantó el primero y que, aunque vine venir que iba a ser carne de Demogorgon desde casi el principio, disfruté de los capítulos en los que aparecía. Me dio mucha pena la escena en la que lo mataban. En cuanto a Max no la sorporté desde el minuto uno, pero fue ganándose un hueco en el grupo y en mi lista de personajes. Aunque no hay casi ninguno que no me guste, incluso el doctor del laboratorio del que sospeché desde el principio, luego resultó que de verdad quería ayudar y admito que eso me encantó. Esta vez los malos reales eran las criaturas del mundo del revés, y los del laboratorio verdaderamente querían ayudar e investigar. Las escenas en el laboratorio, de hecho, fueron de las más duras.

Y es que en esta temporada hay escenas duras que te dejan con el corazón en un puño y si además lo juntamos con la música que elegían para acompañar a esas escenas... solo podíamos comernos las uñas o abrazarnos a un cojín mientras esperábamos ver qué pasaba. 

De nuevo la música y la ambientación terminan de redondear una serie estupenda, con una trama estupenda y unos actores aún más estupendos. Lo junto con un final que me ha encantado y tengo como resultado una serie que de verdad he disfrutado muchísimo. Deseando ver la tercera temporada.

¡Deja tu nube!

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © * De Profesión Soñadora: series, anime, manga, videojuegos, dibujo y lo que ronde mi cabeza - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Modified by Mery and Bella