La vida en Loli (17) - El lolita también está en la actitud

6 oct. 2014



Sección original del blog en la que hablar, debatir y compartir aspectos cotidianos de la vida Lolita y tribus urbanas en general. Siempre desde el punto de vista ''Bolita'': Lolita a mi bola.


Hace poco me llegó un correo de una chica que decía que hacía tiempo que leía el blog y mis andanzas "bolita". Que gracias a las entradas sobre el lolita y mi visión del mismo, se había animado a empezar con la moda. Sin embargo también mencionó que hacía tiempo que no dejaba entradas con mis coordinados o consejos lolitiles... y mi respuesta fue algo parecido a lo que dejo aquí hoy.

El lolita también está en la actitud. Hablando desde mi humilde opinión, para mí es así.




Hace un tiempo pasé por una situación familiar que me hizo ver las cosas de una manera distinta a como las veía antes. Y no es que me haya quitado la alegría (creo que ahora soy más alegre incluso) o las ganas de hacer cosas, porque sigo haciendo lo mismo que hacía antes. Pero sí que me quitó fuerzas y hasta que las recupere, no me veo vistiendo esos vestidos tan bonitos que ahora se mueren de risa en mi armario. Abro la puerta del armario, me planto delante y no me apetece coger el petti, ponerme un vestido, calzarme las mary janes y salir. Mi actitud de momento ha cambiado. Y aunque el lolita me sigue encantando, los vestidos me siguen impresionando y me sigue gustando verlos puestos en todas las fotografías que a veces cotilleo por las redes sociales... yo misma no me los puedo poner. Es difícil de explicar, supongo.

Y no es que ahora me vista de negro todo el tiempo o algo parecido, porque en sí no he cambiado mi forma de vestir, simplemente hay determinadas cosas para las que de momento (de-mo-men-to) no tengo fuerza. Esta es una de ellas. Lo demás se mantiene igual.

Hace días, por ejemplo, mi hermano se mudó a mi casa por cuestión de estudios y a la hora de compartir espacio tuve que hacerle sitio en todas partes, incluido en los armarios. Me dio mucha pena pero lo primero que sacrifiqué para hacerle espacio fueron mis preciosos vestidos lolita y ahora están de vuelta a cientos de kilómetros de mí, de donde salimos para iniciar nuestra aventura por la ciudad en la que vivimos ahora. Aunque conmigo se han quedado los zapatos y un par de prendas, me dio un vuelco el corazón cuando fui metiendo los vestidos uno a uno en una maleta.

Creo que en el lolita pasa como con todo: cuando estás desanimado pierdes las ganas por hacer cosas que de normal te entusiasman. Te desanimas y no sales a pasear porque no te apetece, te desanimas y no haces tal cosa porque no te ves con fuerza... con el lolita a mí me pasa igual. Necesito fuerza, actitud, y determinación para ponerme esos vestidos tan alegres y llenos de pasteles y cosas bonitas. Sobre todo, fuerza. Y no es que la necesites porque tengas que enfrentarte a las miradas insidiosas de la gente que te encontrarás por la calle, no va de eso, como tampoco va de estar deprimida y ver todo de color negro, ya digo, ¡estoy muy feliz! Va de tener ganas de vestirte así.

Puede que sea una de esas "crisis del lolita" que lo llaman, con el matiz de que el lolita me sigue gustando pero está en "stand by" en mi vida. Realmente nada ha cambiado, simplemente hay que recuperar energía.

¿Os ha pasado algo similar con el lolita/cualquier cosa para la que es necesaria actitud? ¿Cómo lo habéis pasado y superado? 

{ 4 Nubes... léelas aquí abajo o... ¡deja la tuya! }

  1. Pues ánimo, y tranquila que con vaqueros y camiseta sigues estando monísima.

    ResponderEliminar
  2. Bella, a mi eso me posó una vez con el manga y el anime en general, además de con mi blog. ¿Cómo lo solucioné? Pues pensando las cosas con mente fría, y llegué a la conclusión de que nadie me obliga a hacer nada. Veo series cuando me apetece, leo mangas cuando a mí me parece y en el blog escribo cuando quiero "liberar" mis pensamientos.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Yo he pasado por algo parecido, estaba en una situación insostenible de éstas que aguantas y aguantas, y al final te das cuenta que no se trata de ganar o perder y que estás pasándolo mal sólo por cabezonería xD, el resultado fué que me mudé a casa de mi madre y evidentemente dejé atras tooooodo mi armario, excepto dos prendas (y mis libros, figuras, etc xD) son cosas que pasan, es normal también que no te apetezca, aunque te siga gustando. Seguro que te volverán las ganas, y si no te vuelven pues tampoco pasa nada ;) no tenemos por qué estar absorbidas por el lolita, se supone que es una parte de nosotras, no una secta xDD.

    ResponderEliminar

- Copyright © * De Profesión Soñadora: Mundotaku, 'Loliteces', Manga y Anime, curiosidades...y mis desvaríos. - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Modified by Mery and Bella