Taller de Escritura BL [1 de julio] - Tú, yo y lo que una vez fuimos

1 jul. 2013


Taller de Escritura Be Literature.
1 de Julio.
Inspiración: AQUÍ.




Igual que las hojas caen de los árboles, cansadas, luego vuelven a renacer más fuertes y más bonitas que antes. 

Me cogiste la mano en el parque, era otoño, llovía y los dos corríamos sin paraguas. Pisábamos con fuerza los charcos, como si nos diera rabia que estuvieran en el camino, y la gente se apartaba al vernos llegar. Creía ahogarme, Greg, ¿acaso querías que lo hiciera? Idiota... solo tú me haces reír así. 

Me hiciste vivir una aventura en la que, si bien no había príncipes ni princesas, ni piratas ni detectives... estábamos tú y yo. Frente al mundo. Venías a casa casi cada día a buscarme. No traías un plan pensado, ni dos entradas de cine en la mano, ni siquiera una propuesta para ir a cenar. Solo querías estar conmigo. Perder el tiempo conmigo. Era bonito, Greg, ¿te acuerdas?

Y una vez, nuestros amigos se apartaron para dejarnos solos porque habíamos entrado en lo que nosotros llamábamos un círculo vicioso, una espiral de risas y miradas que solo entendíamos los dos. O aquella ocasión en el metro, cuando el conductor, angustiado, tuvo que parar la maquinaria para que tu mano no se quedara atrapada entre coche y andén, porque aún tenías sujeta la mía. Eras un inconsciente. Un inconsciente que nunca quería dejarme ir.

¿Aún conservas el pañuelo que me diste? Di mejor el pañuelo que robaste, Greg. Te lo devolví porque se lo quitaste a una ancianita de la plaza, solo porque yo había dicho que me gustaba. Me reía de tus impertinencias, siempre me lo hacían pasar bien. Y aunque estar contigo solo podía suponer risa, también tenías tiempo para hacerme sentir como una princesa. Oh, puede que en nuestra aventura si hubiera princesas pese a todo. Pero tú no eras el príncipe. Ya había uno que me sacó de la torre para devolverme después. Entonces oíste mis gritos y lloros de dolor, dejaste tu sitar a un lado y escalaste para rescatarme. Eras el campesino de la historia, un simple músico, y la princesa acabó con quién no esperaba. Acabó siendo feliz otra vez con una persona que jamás hubiera pensado que podría devolverle la sonrisa.

Y fue entonces: tú también me devolviste a la torre. No querías que sufriera cuando tú te marcharas, porque ya no podrías saltar los charcos, ni despedirte durante horas en el metro, ni robar pañuelos a las ancianitas o sepa Dios qué. Te irías a un lugar donde ya no podría alcanzarte, por más que hallara la manera de bajar para salir a buscarte. Quería que me avisaras, hubiera preferido que me dijeras todo claro antes de hacer que me comiera la cabeza pensando en que te pasaba. Si me hubieras dicho que te estabas muriendo, no hubiera perdido tanto el tiempo.

Hubiera pisado con fuerza los charcos, alargado las horas en el metro y lucido mi pañuelo. Hubiera dicho más veces que te quería. Hubiera dejado que todo lo malo nos resbalara como hacen las gotas de lluvia sobre nuestros paraguas. Hubiera dado más importancia  a las pequeñas cosas y te hubiera querido solo para mí.

Pero ya no estás y ahora miro las hojas caer sobre tu fría lápida de piedra. Cuando llegue la primavera renacerán, más fuertes y bonitas que antes, igual que renacerán en mi corazón todos los recuerdos que tengo de ti.


A veces hay noches que sueño que subo al tejado de la torre, alzo la mano al cielo... y te toco.








{ 20 Nubes... léelas aquí abajo o... ¡deja la tuya! }

  1. Muy bello tu relato C:
    Tiene un toque melancolico y drmataico que me gusta =P
    besos!!

    ResponderEliminar
  2. T_T me ha encantado. Me recuerda a la forma de narrar de "Y por eso rompimos" (se llama así ¿no?). Creo que lo de los charcos ha sido tan sencillo y con tanto significado que cala hondo.

    ResponderEliminar
  3. Aiiiss me ha encantado, sobre todo el principio, como si estuvieras escribiéndole una carta desde muy lejos. Los dramas me apasionan. Cuando estaba leyendo esperaba otro final la verdad, esperaba que fuera ella la que había muerto por algún delirio de él o algo así. Me ha gustado muchísimo, tanto el relato como la forma de contarlo. Enhorabuena!

    Besootes

    ResponderEliminar
  4. Ay, jopé, que pena. ¡Me ha encantado Bella! Escribes de maravilla ♥
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Ay, por Dios! Que bonito, me a llegado al alma, que emotivo, precioso, muy lindo. En fin, me encanto.

    ResponderEliminar
  6. Precioso, aunque la historia es triste, solo pude sonreír al acabar de leerla, es todo tan puro y simple, increible

    ResponderEliminar
  7. ¿Hay alguien que no haya escrito algo triste? Jajaja
    Sin duda, en este Taller somos todos muy dramáticos.
    Escueto pero muy hermoso. Tu relato demuestra que la extensión no hace la calidad.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  8. Un relato precioso. Muy emotivo. <3
    Con mucha calidad, sin necesidad de gozar de larga extensión. De estilo directo y poético. Muy bueno.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado ^^ A mí, por lo menos, me ha sacado una sonrisa melancólica. En un texto pequeño has reconcentrado muchas emociones. Y la frase final ("A veces hay noches que sueño que subo al tejado de la torre, alzo la mano al cielo... y te toco.") Me ha conmovido realmente.

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  10. Joo con lo alegre que empezaba...que triste final. Pero me ha encantado, que bonito es el amor. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Muy tiernote (y no es bélico XD), triste, pero con un pequeño resquicio de esperanza. Te ha quedado muy redondo, felicidades ^_^. Xa-LFDM

    ResponderEliminar
  12. No puedes escribir cosas tan bonitas que me pongo sensiblona T^T
    Por cierto, he publicado (¡por fin!) la entrada que me pediste.
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
  13. Ains, se me han empañado los ojos. Muy tierno y con mucho significado. Me encanta cómo dejas plasmados los recuerdos.
    Precioso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Aww me encantó, es muy lindo tu relato.

    ResponderEliminar
  15. Oye, Dongui, pues después de que me dijeras que sólo escribías desde hace poco y como hobby, me has sorprendido mucho. Una redacción buenísima y unos símiles bonitos y muy visuales. Enhorabuena, un buen relato del que debes estar muy muy orgullosa!

    ResponderEliminar
  16. Está precioso. Me veía venir el final, pero me gustó mucho :)

    ResponderEliminar
  17. Muy bueno =) No es la primera vez que leo uno de tus relatos y me gusta mucho como escribes (de hecho, me enteré del taller gracias a tu blog ^^). No sé bien cómo explicarlo, pero me gusta cómo muestras las emociones de los personajes, hay algo que las hace muy reales y eso hace que las historia sea también más real, muy coherente. Así que da muuuucha pena jaja. Y ¡me encanta la frase final en cursiva!

    Tengo ganas de seguir leyendo relatos tuyos, sean del taller o no ^^

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola Bella!
    ¡Muy lindo tu relato! :-) Y bien escrito.
    Me gustó lo de ella como princesa rescatada :-)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  19. La conclusión es muy buena, saludos.

    ResponderEliminar
  20. Una que otra lagrimita cruzó por mi rostro... Es realmente bello tu relato, te felicito.
    Dios te bendiga y sigas creciendo como escritora.

    ResponderEliminar

- Copyright © * De Profesión Soñadora: Mundotaku, 'Loliteces', Manga y Anime, curiosidades...y mis desvaríos. - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Modified by Mery and Bella