De Profesión Cronista (14) Expomanga 2013

6 jun. 2013





Madrid, 11 y 12 de Mayo de 2013


¡Ya era hora de crónica! Después de ya casi todo un mes, vengo con la crónica de estos inolvidables días en la Expomanga de Madrid 2013, el evento más grande de la ciudad para los amantes del manga y el anime. Como siempre, resalto que es el que más me gusta de tooodos los que se hacen aquí, aunque este año, para mí, estuvo flojito por dos motivos:

1. ¡No llegué a tiempo con mi cosplay! Como cada año mi querida Green y yo nos preparamos un cosplay a conjunto con el que participamos en el concurso de Karaoke y Cosplay. Pero esta vez no llegamos a tiempo y no lo pudimos acabar, con lo cual, y con toda la tristeza de mi alma, tuve que improvisar otra cosa para vestir el sábado y el domingo que eran los días que yo podía asistir.
De modo que el sábado me planté de Lolita con mi Melty Chocolate bien puesto por fin y el domingo volví a ir de la Princesa Chicle.

SÁBADO 11 DE MAYO









Conjunto compuesto por:

- Blusa blanca con lacitos y puntillitas
- OP Melty Chocolate en rosa y marrón
- Petticoat fluffly
- Calzas a rayas rosas y blancas
- Mary Janes abiertos color marrón
- Lazo marrón y rosa para el pelo y mini-lacitos rosas

De esa guisa me encaminé el sábado hacia la Expomanga para reencontrarme con mis muy buenos amigos, que también vendrían con sus cosplays (otros incluso más improvisados, cofcof). 
Este año me gustó mucho más como estaba planteada la organización, puesto que estaba más organizado el tema de entrar al recinto. Se habían hecho tres filas, una para los que compraban la entrada, otros para los que ya la tenían online y otros que ya iban a pasar. Se vigilo mucho el aforo y hubo un momento en el que salir de la Expomanga significaba no poder volver a entrar, puesto que debías hacer tooooda la cola de nuevo ya que limitaban el número de personas que estaba ahí dentro.
Me parece bien, porque en caso de emergencia podría haber algo parecido a lo del Madrid Arena y es precisamente lo que quieren evitar, pero mucha gente se queda sin pasar y otra sin salir solo porque no podrían volver a entrar. Anyway... nosotros no tuvimos la necesidad y pasamos rápido a ver todos los stands.

Ya en la cola me había encontrado con una amiguita que hicimos en la Japan Weekend anterior y que iba disfrazada de Fionna de Hora de aventuras, ¡y esta vez iba Lolita! Más abajo también podéis ver la cantidad de gente que había. Como todos los años, como todos los años.





Cuando entramos vimos una cantidad de stands sorprendentes, aunque más de una vez me pareció estar dentro de una lata de sardinas, ya que todo estaba muy comprimido. Sigue gustándome cien veces más el Pabellón de Cristal para este tipo de eventos, pero aún no lo habían habilitado, así que nos tuvimos que conformar.
En los stands vi muchísima más variedad y se ve que empezaban a innovar en cuanto a temática del merchandising que se vendía y el tipo. Vi más peluchitos, prendas de vestir bonitas y accesorios chulos.

Quizá lo que me decepcionó un poco más de la Expomanga fue el tema cosplay. O yo estaba muy a mi bola o no vi ninguno que se comparara al Expomanga anterior. Los había sorprendentes, desde luego, pero de la talla del año pasado no vi. Es más, la gente se vestía más con cosplays improvisados (orejitas, orejitas everywhere) que con cosplays elaborados. Por eso vi una Expomanga algo más triste en ese aspecto que las anteriores.

Pero, ¡eh! No quiero decir que no hubiera cosplays bonitos, porque los había y yo aproveché para hacerle fotos a todos aquellos que me sorprendieron. ¡Como un BMO "humanizado" o una Fionna con una mochila de BMO casera preciosa! (Lo que tira, tira...) y lo mejor: un Totoro gigantesco hecho de hierro y otros materiales, que en su interior llevaba a su cosplayer. Tardó 5 meses en elaborarlo y pesaba cerca de 20 kilos.










Cuando ya hubimos dado un buen rodeo, nos supimos los stands de memoria y sacamos fotos a todo aquello que nos llamó la atención, nos fuimos a un taller. Siempre había querido ir al taller de monederos frikis y nunca había tenido la oportunidad, así que convencí a mis buenos acompañantes para ir a uno y nos fuimos a aprender.

Era relativamente fácil, solo tenías que tener una base y a partir de ahí elaborarlo con los materiales que tú quisieras. Yo escogí dibujar mi propio monedero en vez de hacerlo a partir de un trozo de cómic. Así que cogí el folio, recorté la forma de la base y empecé a dibujar. Luego solo tenías que doblarlo por el sitio indicado, forrarlo con forro del de los libros, ponerle el velcro, coser y ¡voilá! Un regalito cuco y mono.






Me encantó como había quedado y me quedé con todos los pasos para luego poder repetirlo en casa. Después del taller seguimos remoloneando y... ¡me encontré una Marceline que había hecho su Hambo (el peluche del personaje) casero! Me enamoré tanto que le pedí una foto... al peluche.


Después llegó mi buena amiga Green con su inseparable Suteko para disfrutar de las pocas horitas de evento que quedaban cuando llegaron. Así que dieron unas vueltas y luego nos fuimos a casa. ¡Al día siguiente había más por ver!


DOMINGO 12 DE MAYO

Me vestí de la Princesa Chicle a primera hora de la mañana (¡toda la cara rosa lleva su tiempo!) y nos plantamos tempranito en el Pabellón de la Pipa, un día más. Allí, Green, Suteko y yo nos volvimos a encontrar con la tropa, dispuestos a disfrutar otro día en compañía de todo lo que nos encanta.

Vi un montón de grupales de Hora de Aventuras, ¡incluso una Princesa Llama! que no había visto nunca. Así que me dediqué a perseguirles para sacarme una foto con ellos y ellos encantados: ninguno tenía una princesa Chicle (ooooh).





El día fue muy tranquilo, y nos dedicamos a hacer el tonto por todos los stands mientras mirábamos los artículos con deseo. Yo me hice con un peluche de Finn el día anterior y a falta de grupal de Hora de Aventuras esta vez, me colgué los peluches a la mochila y me fui tan campante.

Cuando llegó la hora de comer, decidimos que ramen era la mejor y más tradicional opción. El día anterior no podías pasar a la terraza y comer tu ramen sin tener que volver a hacer toda la cola de nuevo, ya que era un recinto abierto y cualquiera podía pasar. Pero ese día lo cerraron y pudimos disfrutar de nuestra comida japonesa. Yo además me pedí un dorayaki tradicional, o sea, de pasta de judías rojas ¡ñam!



Aprovechamos para sacarnos muchas más fotos, ¡e incluso una foto Harlem Shake!




Cuando terminamos nuestro descanso volvimos al recinto para seguir haciendo de las nuestras. Desde luego que lo que me reí no tiene precio y es que ir acompañada por gente tan estupenda hace que el día sea incluso mejor. Así que seguimos haciendo fotos de nuestras aventuras y encontrándonos con cosplays y... cosas súper curiosas.








¡Me encantó el día! Aunque prontito nos tuvimos que marchar. Era domingo, los pies estaban destrozados y había que volver a casita. Así que a eso de las cuatro y algo recogimos el chiringuito y nos marchamos... ¡hasta el año que viene!

Yo me hice con todas estas joyitas, que, aunque pocas, me encantó poder llevarme. Baratito, sencillito y preciooooso.

- Peluche de Finn, Hora de Aventuras
- Cartera Rilakkuma
- Calzas de rombos blancos y negros
- 2 manga (¡regalo con la entrada!)
- Set de chapitas de Sword Art Online (¿pista sobre mi próximo cosplay?)
- 3 chapitas: Rilakkuma, Ola ke ase, Rey Hielo
- Set de cartas (¡regalito!)
- Juego de pingüinos (¡regalito!)


{ 5 Nubes... léelas aquí abajo o... ¡deja la tuya! }

  1. Yo he ido varias veces, pero la ultima vez que fui había una cola enormeee para entrar y estuve toda la mañana esperando...
    Me gusta mucho ir, aunque la entrada es muy cara y cada vez la suben mas, por lo demás perfecto :)

    ResponderEliminar
  2. Pero que requetemona vas siempre de lolita! Yo este evento me lo perdi u.u pero eso que dices de que controlaban el aforo me parece genial, parece que tiene que haber una tragedia para que se tomen la seguridad en serio en todas estas cosas

    ResponderEliminar
  3. Totoro *O*

    Parece que fue un fin de semana genial ^^. ES una pena que los cosplays no estuviesen a la altura y lo que es peor que no os diese tiempo a acabar el vuestro. Que yo creo que las personas que organizan estos eventos deberían darse cuenta de que según que fechas no son las mejores XD

    ResponderEliminar
  4. Yo también creo que para este tipo de eventos deberían de usar el pabellón de cristal u otro más grande pero no el de la pipa que es bastante más pequeño, pero en fin.

    Yo fui el sábado pero no pude entrar. Me quedé 4 o 5 horas en la cola de las entradas porque no dejaban pasar a nadie, y como veía que eso no avanzaba ni a tiros, nos acabamos yendo :/ A ver si hay más suerte el próximo año, aunque creo que los que iban conmigo el año que viene no querrán volver XD.
    Me alegro de que por lo menos vosotros que entrasteis si os lo pasarais bien :)

    PD: La cartera de Rilakkuma que te has comprado es la misma que me regaló mi compa de piso por mi cumple hace dos años :D A que es mona? :3

    ResponderEliminar

- Copyright © * De Profesión Soñadora: Mundotaku, 'Loliteces', Manga y Anime, curiosidades...y mis desvaríos. - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Modified by Mery and Bella