De Profesión cronista (9) - Mis padres y el Lolita, cena en el Himawari

10 sept. 2012



Madrid, 07 de septiembre de 2012

Como había aprobado uno de los exámenes más difíciles del curso, mis padres decidieron celebrarlo a lo grande, así que mi papi propuso ir a cenar a un japonés, ya que me gustaba tanto.

Era de esperar que viera en la cena el momento perfecto para vestir de Lolita, debido a exámenes y a las pocas ganas que me entran de arreglarme por estas fechas (moño-mal-hecho + camiseta ancha es mi ideal de esta época) no había vestido mucho Lolita y esa vez me apetecía.

¡Pues menuda odisea se montó! Y no porque a mis padres no les guste el Lolita, que es todo lo contrario, si no porque no nos decidíamos sobre qué vestido llevaría. Mi padre lo primero que dijo al proponer el restaurante japonés, fue que me vistiera de Lolita. Y mi madre abrió mi armario lolitil para fisgar entre los vestidos.
Mi plan era ponerme uno de los que tenía sin estrenar, pero su favorito es el granate con motivos de maquillaje y cuello baby doll, así que tuve que ponérmelo para complacerla. "Con ese vestido pareces una muñequita" me decía, "además es mucho más sweet Lolita que el otro que te quieres poner". ¡Pues nada, así me planté en la cena!



Me hubiera gustado ir con toda la parafernalia o al menos hacer algún arreglo más, pero el tiempo apremiaba, así que fue imposible.

Conjunto compuesto por:

- OP granate con print de maquillaje.
- Calcetines bajos con puntilla (¡hacía calor!)
- Tea partys rosas
- Pulsera donuts y pulseras de perlitas
- Lacito rosa para el pelo
- Petticoat discreto


Al entrar nos recibió el dueño del restaurante (al que apodamos cariñosamente Katsumoto), y se sorprendió mucho al verme así vestida. Muy amablemente me dijo que estaba muy mona y mi madre orgullosa le explicó de qué iba y de dónde provenía esa moda. Katsumoto me preguntó de donde compraba los vestidos y entre charleta y charleta mi madre acabó diciéndole que yo estudio japonés y que este año empiezo mis clases oficialmente para sacarme un título.
Así que el amabilísimo dueño me dijo en un perfecto japonés: si quieres practicar te hablaré en mi idioma. Cuando quieras.
A mi cara se le subieron los colores, asentí y se fue a lo suyo mientras otras camareras nos atendían.





El restaurante estaba dividido en dos partes, la primera era una sala con una barra y con mesas altas, y la segunda otra sala con mesas bajas que se podían cerrar con unas cortinillas y que estaban a un nivel más bajo que el suelo, de modo que el camarero era como que te atendía desde las alturas.

Pero a nosotros nos tocó ir a las mesas altas porque ya no había lugar, y aunque me saqué fotos en las otras, me divirtieron más las altas. Porque mirad, ¡me colgaban los piececitos de la enorme silla!



Llegaron las camareras y nos pusimos a pedir: mi padre pidió cerveza japonesa (nosotras a la rica coca-cola) y varias cosas para probar entre todos, como primer plato. Pedimos tempura de verduras, de lubina y algas con sésamo.







Katsumoto se pasó varias veces a comprobar que todo estuviera en orden en nuestra mesa, y nos convidó a unos simpáticos "palillos automáticos" hechos por él. Para quién no supiera como usarlos, ponía un trocito de papel entre ellos con una goma y ¡voilá! van solos. Los míos no los usé, ya que sé como manejar palillos, así que me los quedé de recuerdo y los llevé a casa.





Después yo tomé cerdo con gengibre y mis padres rape con arroz. ¡Estaba delicioso! Tras la cena, pudimos probar los postres. Entre toda la gran variedad que había, yo no me podía ir sin probar el hojaldre de pasta de judías dulce, así que lo pedí. Y qué rico estaba. Además acompañé a mi postre con una tacita de té verde.





Seguimos conversando sobre Japón, viajes, el Lolita, ideas...e incluso en mitad de nuestra conversación, Katsumoto volvió para preguntarme en japonés si todo estaba rico y si sabía lo que significaba Himawari (que era el nombre del establecimiento). ¡Hai! Himawari wa "girasol" imi, contesté. Y él: no, Himawari es la hermana de Shin-chan. ¡Casi me parto!

Cuando terminamos, el dueño volvió para invitarnos a una ronda de sake, como no podía ser de otra manera. Me parece un licor bastante fuerte, y pese a que nos invitó a un chupito de nada, le di un sorbo y lo dejé. Aquí foto antes del sorbo:





¡Y ahí finalizó la cena! Nos despedimos de todos, que habían sido muy majos, y nos fuimos con un buen sabor de boca. ¡Para repetir!

Cabe destacar que me encantan estas salidas con mis padres. Respetan mucho que me guste vestir Lolita (o Fairy Kei, Oshare, Cosplay, Whatever...) y de hecho me ayudan a elegir modelito, a decidir si me compro tal o cual prenda y jamás se avergüenzan de salir a la calle así conmigo, de hecho les encanta. ¡Son geniales!

{ 13 Nubes... léelas aquí abajo o... ¡deja la tuya! }

  1. Aiiiiiiiiiiii pero que mona! Y que amor de padres tienes! Me encanta eso de que te respeten, lo acepten y te ayuden a elegir! Yo y mis padres también somos fans de la comida japonesa aunque más aún de la china! Pedimos siempre que podemos o sino compramos cositas aunque no es lo mismo esta claro .__.
    ¡Me ha gustado mucho la entrada!
    Muuuuuua <3

    ResponderEliminar
  2. No sabes la envidia que me das con unos padres tan comprensivos ._. Felicidades por lo del examen! jeje Por un momento he pensado que no llevabas petti, es muy discreto *-* Jo es una pena que al final no estrenaras ¡quiero ver tus vestidos nuevos! Aun asi ibas muy guapa :3

    Yo nunca he probado el japones, porque soy demasiado quisquillosa con la comida XD Pero en las fotos tiene buena pinta.

    un beso!

    ResponderEliminar
  3. Que divertido y cuanto me alegro que te lleves así de bien con tus padres y que respeten tus gustos :). No sabes la suerte que tienes, muchas lolitas y otakus les encantaría que sus padres les apoyasen en vez de tratarlo como si padecieran una enfermedad.
    Yo una vez fui a un japones con mi padre, y me gusto mucho la experiencia ^^. Los mios también son muy abiertos de mente y respenta mis gustos y cuando hago cosplay me hacen cumplidos y esas cosas xD. En fin, me ha gustado mucho tu entrada y las foto! ^^
    Ah, por cierto me encanta el vestido ^^ Y te deseo mucha suerte y que disfrutes con el japones (a mi también me gustaría aprender u.u).

    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Ahí va! ¡Qué cuca! *___________* Yo si por mí fuera me vestiría así siempre, el problema está en lo que ya te debes imaginar, y el dinero, of course. Aunque en el Akiba de BCN conseguí uno de Gothic Lolita por solo 32 eurillos <3

    Ay, comida japonesa *-* Rica, rica! A mí me encantan los mochis (como postre) *-*

    Lo de los palillos lo hago yo de otra forma. Si tienen la punta de arriba cuadrada, la raspo un poco para que quede en diagonal y pongo una goma (de las de pollo) sujetando las dos puntas :3 Va genial! Cuando se me cansan los dedos (sí, se me cansan de estar haciendo pincita xD) pues me los cojo así :3 Los llamo "Palillos de vagancia/rapidez" en mi caso. Soy super lenta con los palillos xD

    Me alegro de que fuera tan bien! ^^

    Kisu!

    ResponderEliminar
  5. Y tu madre no se equivoca, pareces una muñequita.
    ¡¡PRECIOSA!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. QUE MONOSIDAAAAAD. En fin, estás historias son increíbles de escuchar, pero me quedo con lo de Himawari, aunque desconocía que fuera girasol en japonés... ¡besos guapa! (:

    ResponderEliminar
  7. No me extraña que tu madre decidiese que te pusieras ese! Te queda tan bien *-*

    ResponderEliminar
  8. Lo primero...Caray pero qué guapa ibas!!
    Y lo segundo, estoy de acuerdo con el resto de opiniones... qué importante es que tus padres te apoyen en lo que te gusta :)
    PD: Qué buena pinta tiene todo!! Yo a día de hoy he probado el sushi y poco más :(
    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  9. Parece que te lo pasaste muy bien. ¡Qué golpe con lo de Himawari! Lo mismo pensé yo. ¡Estabas muy guapa! :D

    ResponderEliminar
  10. Que divertido!! Yo también quiero ir a un japonés tan típico como ese... ibas muy mona ^-^
    Y que simpático el camarero que te habló en japonés y todo. Tuvo que ser una experiencia muy divertida.
    La comida tiene una pinta buenísima *o*

    ResponderEliminar
  11. Que lindo el vestido!! asdhkasd yo sería feliz vistiendome así pero aquí no hay donde comprar esa ropa pero me gusta tanto askdakjd LA ADORO *-* te veías preciosa btw ^^

    ResponderEliminar
  12. Alaaaa que envidia ;w;
    Que bien te lo pasaste!!
    Y que majos tus padres y Katsumoto ^^ (Lo de Shin-chan me mató x'DD)

    Y muy bonito conjunto, como siempre :3

    ResponderEliminar
  13. Jo, me conmueve enormemente la relación de tus papis y tú!! No hay mucha gente que acepte (desgraciadamente)que la gente vista de lolita o lo una super gótica. Te miran como bichos raros... Yo por ello apoyo un montón tu mentalidad y tu desverguenza. Asi! Echá palante XD
    Muy divertidas tus historias :)

    ResponderEliminar

- Copyright © * De Profesión Soñadora: Mundotaku, 'Loliteces', Manga y Anime, curiosidades...y mis desvaríos. - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Modified by Mery and Bella