Reseña cómic: Over the Garden Wall

8 jul. 2018

Over the Garden Wall (o Más allá del jardín en español) es una miniserie animada estadounidense de 10 episodios, creada por Patrick McHale, y transmitida en Cartoon Network por primera vez en noviembre de 2014. El cómic ha sido publicado por Norma Editorial en julio de 2018.

Vi la mini serie de animación hace algunos años, movida por los comentarios que leí a un amigo en Twitter (cuyo vídeo os recomiendo ver si habéis visto la serie, por favor) y me quedé prendada de ella. De su estética inigualable, de su historia, de su humor y de las muchísimas lecturas que podía tener. De todo el misterio, de los giros inesperados, del final y de esa posible teoría de en qué está basada.

Así que tan encantada estaba que cuando vi en la librería el cómic no dudé ni un instante en llevármelo conmigo. Para los que no hayáis visto aún esta mini serie: corred a hacerlo, y luego viene el cómic. Los que la hayáis visto y os preguntéis qué os vais a encontrar en el cómic os diré: ¡amplía la información! No son nuevas aventuras (que preferiría que fueran en serie), sino que amplía lo que ya pasa en la serie. Es decir, aquí conoceremos más sobre la vida de Fred el caballo o la historia (esta es la más increíble) del Leñador. También veremos como "pequeños capítulos" de lo que ocurre mientras van en busca de Adelaida y que no se vieron en la serie. Además de ello, extras estupendos, como la partitura de las canciones y algunas cubiertas. Todo esto en una edición estupenda que redondea el resultado.

Me pareció que el cómic seguía genial la esencia de la serie, porque yo ya iba temiendo que no fuera así o que hacer ahora un cómic fuera rizar el rizo y que se cargaran algo que era estupendo como estaba. Sin embargo todo lo contrario: lo disfruté como nunca. El mismo humor fantástico, la estética cuidada, esa lectura que puedes hacer del carácter de los personajes y la moraleja, digamos, tras cada capítulo. Me gustó sobre todo saber un poco más de la historia de personajes que ya habíamos visto en la serie y descubrir cosas que quizá en la serie no adivinamos o no pudimos ver. Además también hubo sorpresas, rodeadas de ese ambiente tétrico que a veces envuelve a Over the garden wall.

Un primer tomo redondo. ¡Necesito más!

Reseña: The awesome adventures of Captain Spirit

6 jul. 2018




The awesome adventures of Captain Spirit, es un videojuego que se desarrolla dentro del universo de Life is Strange, haciendo de precuela para el siguiente videojuego de la franquicia: Life is Strange 2. Fue lanzado en junio de 2018 de manera gratuita para las plataformas Play Station, Xbox y PC. 
La trama gira entorno a la vida de Chris, un niño de 10 años cuyo sueño es ser superhéroe y que gracias a su increíble imaginación puede hacer frente a los problemas. 

Cuando supe de la existencia de este videojuego gracias a la conferencia que se dio en el E3 este año... me sorprendí. ¿Qué tenía esto que ver con Life is Strange y porqué un niño con esta historia iba a jugar un papel en todo el universo del juego? No podía comprender nada, y tras haberlo jugado... una idea me puedo hacer, pero no del todo formada. Así que estoy deseando jugar a Life is Strange 2 para averiguarlo. Pese a todo debo decir que este pequeño spin-off me ha encantado y emocionado. Como siempre me descubro ante todo el equipo que está detrás de este universo, porque logran meterme en la historia y emocionarme en pocas horas. Y es que eso es lo que dura: a penas 3 horas de juego y te deja con un buen sabor de boca e intrigado por saber qué va a pasar después de ese final tan sorprendente y cómo se unirá a la trama de Life is Strange 2. Por lo pronto solo puedo decir que me ha gustado mucho la historia de Chris, que, aunque dura, ha puesto mis emociones a flor de piel. Además añadir que es un niño de lo más tierno y adorable con el que seguro muchos se sentirán identificados. Su increíble imaginación, la creación de su propio mundo fantástico, la casa del árbol... son esos pequeños y típicos detalles que sacan a uno más de una sonrisa.

Gran antesala de lo que será Life is Strange 2 y estupenda manera de hacernos ir abriendo boca a los que esperamos con ansias (y sí, también recelo) el videojuego, porque con ese final tan impactante... ¡no puedo esperar para saber qué pasará!


PARTE CON SPOILERS

Chris es adorable, y me ha parecido muy tierno. El típico personaje al que achucharías y le susurrarías que todo va a ir bien, aunque parece que la vida no le va precisamente a derechas. Con su madre muerta y su padre alcoholico y deprimido que no se ocupa de él, la verdad es que volvemos a la tónica de las historias duras y los personajes a los que coges cariño y quieres proteger de todo mal. Me ha gustado mucho su imaginación y cómo intenta ser feliz pese a todo. Y también... cómo va hilando con lo que será Life is Strange 2. Por ejemplo vemos que su madre estaba en Blackwell y quizá veamos algo de eso en el videojuego venidero.

Pero obviamente lo que más intriga es ese final tan emotivo (3 horas de juego de nada y me he emocionado como una colegiala). Después de la discusión con su padre, sale corriendo, se cae de las escaleras de la casa del árbol... y levita. Yo estaba living en ese momento. ¡Increíble! Encima al final nos dicen que va a volver a aparecer. O sea que, ¿tiene poderes? ¿ayudará en algo en el siguiente juego? No puedo esperar para verlo.

Reseña: American Horror Story (6ª temporada)

American Horror Story es una serie de televisión de terror /drama / suspense creada y producida por Ryan Murphy y Brad Falchuk, cuya primera temporada, Murder Housese emitió en 2011. Esta sexta temporada, Roanoke, se emitió por primera vez en noviembre de 2016.

Aunque la anterior temporada me pareció nefasta y considero que le hace un flaco favor a una serie tan brutal como esta... obviamente no iba a dejar de verla por eso. Tenía que saber si esta temporada era un caso aislado y la serie no se había ido al garete. Además, la ventaja de que sean temporadas independientes unas de otras, es que te reseteas, y ninguna temporada es igual. Por ello: ¡a por Roanoke!

Pero sí. La serie se salva y esta temporada no es peor que la anterior (ya me parecería difícil). Aunque hay cosas que no me han gustado y partes que me han parecido algo tediosas, me ha mantenido pegada e interesada y no he sentido ni por asomo la misma pesadez que sentí con Hotel. Que sinceramente... las vi casi en el mismo lapso de tiempo, con la diferencia de que esta se me pasó volando y Hotel parecía que me hubiera durado semanas por lo menos.

Sentí que volvía a la esencia de American Horror Story. Nuevamente me dejé llevar por la poderosa estética de la serie, por la fotografía, por la música y la tensión. Otra vez sentí esa gran característica de usar a los mismos actores en estas temporadas que cuentan historias distintas y jugar a averiguar dónde aparecían esta vez y a qué personajes interpretaban. Y aunque hay cosas que me sobraron increíblemente y el final me pareció de lo peor... puedo decir que la disfruté.

Hasta aquí sería el resumen que puedo hacer para alguien que no la haya visto aún y espere una opinión fundada de lo que se va a encontrar en esta sexta temporada. Pero no puedo seguir la reseña sin una parte con spoilers que comienza aquí. Así que... AVISO, PARTE CON SPOILERS a partir de este punto.

¡Vamos allá!

Vale, la historia te la compro. Es más, me parece brutal: un programa de televisión sobre la historia real de tres personas que compran una casa encantada en mitad del campo en el sur de Estados Unidos, cuya maldición es que cada luna de sangre aparecen espíritus que quieren echarlos de la casa, aparecen los propios espíritus de los que murieron en ella y además hay una familia de locos que tienen un trato con esos muertos a cambio de que los dejen en paz (policía comprada incluida). Maravilloso. Esa parte de la historia la disfruté un montón, y me pareció muy interesante. Ver la trama de La Carnicera y su séquito, de los que vivieron en la casa y cómo murieron (podrían haber ampliado algo más aquí) y la de Shelby, Matt y Lee y su intento por sobrevivir...

... hasta que los vuelven a meter dentro de esa casa y la temporada empieza a decaer. Mira, si hubieran alargado la historia de ellos en la casa y hubieran metido más chicha en las tramas de la gente que vivió allí y en la trama de La Carnicera y cía... genial. Pero la cosa se lía más. Primero: que no me creo el motivo por el cual Lee, Matt y Shelby accedieron a hacer la segunda parte del programa y meterse en la casa otra vez. ¿Excuse me? Yo soy una de ellos y no piso la casa esa ni en pintura. Ya en la primera temporada del programa tardan siglos en decidirse a pirarse y me pareció excesivo... ¿pero volver una segunda vez? ¿Después de casi morir? No hubo quién se creyera esa parte. Porque no dieron una buena razón para volver. Ni siquiera fue por la cantidad de dinero que les hubieran pagado. Tipo... ahora mismo estoy sin blanca pero volver a meterme en la casa me va a revertir millones... ¡nada de eso! Shelby se vuelve a meter para recuperar a Matt (????), Matt porque seguía encandilado con la bruja esa (que ahora hablaremos de eso...tela) de la que se había olvidado 400 capítulos atrás y no volvió ni a salir y Lee... no queda claro. Y los actores bueno, obviamente no lo vivieron de verdad, así que vale. Pero los que sí lo vivieron no dieron razones convincentes y a mí eso me chocó.

Pero vayamos al tema de la bruja: ¿qué me estás contando? No hay personaje más irrelevante que ese. No sirve para nada más de tirarse a todo aquel que pilla. Encima interpretado por Gaga, que ya en la anterior temporada lo único que hacía era... ¡tirarse a todo aquel al que pilla! Es tristísimo que solo la tengan ahí para hacer de ese tipo de personajes, como si no supiera interpretar nada mejor o algo así. Siempre es la sexy ninfómana de la serie, y le dan cero relevancia a su personaje. ¿Porque de qué servía la bruja? De na-da. No aporta absolutamente nada. Lo único que hace es reclutar a La Carnicera (ni se explica porqué... porque la única que quiere sacar a la gente de su territorio es La Carnicera, la bruja no tiene ningún fin específico, una razón de porqué hace lo que hace) y tirarse a Matt. Fin. No sirve para nada más en la trama. Y su historia tampoco aporta nada. Vamos, que hubieran hecho que La Carniciera muriera en el bosque y su espíritu vagara por esas tierras y fin, no había necesidad de dar esa excusa al personaje de Gaga. Cero sentido.

Luego empezó a parecerme un batiburrillo raro entre los espíritus de los colonos, los espíritus de la casa, la bruja que no servía para nada... casi estaba volviendo a Hotel... hasta que hacían algo que lo mejoraba todo. Entonces ya volvía a recuperar la fe.

Pero lo peor llegó al final. Quedaba un capítulo y todo se había resuelto ya, así que no sabía qué más podía pasar... pues nada, que Lee sale a buscar a su hija que había vuelto a la casa con su amiguita fantasma y su hija le confiesa su intención de suicidarse para ser un fantasma también y quedarse con su amiga. ¿Y qué solución le dan? Pues que es Lee la que le dice a su hija que no se preocupe, que mejor se suicida ella y cuida de su amiga fantasma para siempre. Y que vaya a verla cuando quiera. ¿Y te crees que su hija le dice? ¡No, mamá! ¿Qué locura! Qué va hombre. Su hija tan contenta de perder a su madre para siempre ahí gratuitamente... Mira niña, yo te cojo y te obligo a salir de la casa y te mando a un colegio interna y ni niñas muertas ni leches. Y la fantasma... pues mala suerte. Pero aquí no va a morir nadie para hacerle compañía a un fantasma que ya está muerto y no hay nada que hacer. ¿De qué vamos? Encima la niña tan feliz de que su madre muera. ¡Ole tú! Flipando...

Eso sí, del final puedo rescatar la aparición de Lana Winters, de la segunda temporada, que fue estupenda. Aunque fue el único nexo de unión entre temporadas y me esperaba algo más.

Temporada chula pero con algunos peros. Pero disfrutar la disfruté, y al menos me llevo eso.

Reseña: La chica que saltaba a través del tiempo

25 jun. 2018

Toki wo Kakeru Shōjo (時をかける少女) o La chica que saltaba a través del tiempo, en español, es una película de animación japonesa de ciencia ficción y romance que se estrenó en 2006. Está basada en la novela del mismo nombre, escrita por Yasutaka Tsutsui y publicada en 1967.

Nos cuenta la historia de Makoto, una adolescente normal de un pueblecito de Japón que va al instituto y que tiene los típicos ires y venires de un adolescente de su edad. Hasta que por casualidad tropieza con un extraño artefacto que le transfiere la capacidad de dar saltos en el tiempo. Cuando ella descubre lo que es capaz de hacer, comienza a saltar en el tiempo para "arreglar" ciertas cosas... y nada acaba como espera.

La película comenzaba lenta, incluso confusa. Eran las vivencias normales de una chica de instituto... que de pronto se tropieza con una nuez extraña y comienza a saltar en el tiempo. Pero saltar literal. Así que cuando descubre lo que le pasa... salta inconscientemente para arreglar el desastre de suerte que tiene o disfrutar una y otra vez de la misma cosa. Pero como pasa siempre a las protagonistas tan tontas como esta, acaban cagándola a sobremanera. Así que todo se lía tremendamente y las opciones para arreglarlo ya son pocas. 

Ya que estoy, de la protagonista diré que peor no me ha podido caer. La típica inmadura atolondrada que no piensa ni un segundo en lo que quiere. Sus amigos, dentro del estereotipo de los personajes de anime (el estudioso y el alocado guay), me han gustado bastante y la tía de ella me ha parecido un personaje turbio del  que no he entendido su finalidad en la historia, la verdad. 

Volviendo a Makoto, en cuanto comienza a viajar en el tiempo y empieza a ver las consecuencias que le trae hacerlo, me empecé a meter más y más en la historia y debo decir que me quedé muy enganchada. Necesitaba saber qué iba a pasar y si conseguiría arreglar los desastres. Sin embargo ya hacia el final dejé de enterarme de las cosas. Vamos, no me enteraba de nada y me pareció un final bastante pobre acorde con la historia. ¡La cosa iba bien! ¿Por qué la terminaron así? Es que tenía cero pero cero sentido ese final. Así que terminó por desencantarme y es una lástima que algo que iba tan bien, quedara ensombrecido solo por ese final espantoso que le habían dado.

Quitando el final, el resto aceptable y entretener entretiene una vez te metes de lleno en la historia. La animación también me gustó, así como la banda sonora y que se entretengan en enfocar los detalles.

Creo que es una película que podría haber dado más de sí, si hubiera acabado de otra manera. Aish.


¡PARTE CON SPOILERS!

Necesito hablar del final, así en petit comité... ¿QUÉ? Vale, me trago que su amigo viniera del futuro y supiera que ella está saltando en el tiempo gracias a su aparatito, okay. Pero 1) ¿por qué él se tiene que volver al futuro? Me pareció algo gratuito y sin explicación y 2) ¿que la va a estar esperando? ¿Cómo? ¿Dónde? ¿Cuándo? Que se sepa, a ambos se les acabaron los viajes y él vuelve al futuro mientras ella sigue en el presente. ¿Me dices cómo os vais a volver a encontrar? Porque él define su futuro como muy lejano (vamos, muy muy lejano, ya hasta me lo imaginaba post apocalíptico todo) y ella nunca le va a poder volver a ver, realmente. Que puede que me lo esté tomando al pie de la letra y ese "te estaré esperando" solo es un deseo y ambos saben que nunca se hará realidad pero la forma de decirlo era de verdad. Ridículo. Se cargaron el final. Que hubieran hecho otro. Incluso si al final ella tiene que volver al principio y su destino es morir como debería haber sido, atropellada por el tren... me hubiera parecido drama, pero mejor final. En fin... tremendo.

- Copyright © * De Profesión Soñadora: series, anime, manga, videojuegos, dibujo y lo que ronde mi cabeza - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan - Modified by Mery and Bella